Cosas que desalientan al futuro comprador

¿Ya ha pasado rato desde que ofertó su vivienda al mercado y aún sin resultados? Muchos consideran que lograr vender una casa es cosa de suerte y la verdad es que no, más allá de la suerte o el destino, vender una casa es una tarea que debe desempeñarse con mucho cuidado para evitar caer en errores que retrasen o impidan la venta. Por ello, Century21 trae para ti, 6 cosas que desalientan al comprador:

1- Suciedad: ¿Quieres ahuyentar a todo posible comprador? Nada funciona más rápido que mostrar una casa con mugre, cuya cocina acumula cosas sucias y alberga nuevas formas de vida. El error número uno es no poner la casa en las mejores condiciones posibles. El consejo es hacer un esfuerzo extra para que todo luzca reluciente, eliminar el aroma a mascotas con productos especiales para eso, lavar muy bien, e incluso, reemplazar la vieja alfombra que se deshilacha en la entrada. Esos detalles son sumamente importantes.


2- Malos olores: Jamás venderás una casa maloliente. La gente no quiere adivinar el aroma de tu comida favorita o qué tipo de mascotas tienes en casa. Las cocinas olorosas son poco atractivas. La recomendación es no cocinar alimentos fritos (pollo, pescado) o comidas grasosas en el periodo de venta, o por lo menos, el día de la visita del posible comprador. Las mismas reglas aplican para los fumadores, hay que eliminar todos los ceniceros, limpiar las cortinas y la tapicería. Una buena idea es limitar sus cigarrillos a las áreas libres, fumar fuera de casa mientras ésta se encuentra en el mercado.


3- Mascotas: Algunos amantes de los animales creen erróneamente que el aroma de sus perros y gatos (a los que ya se han acostumbrado), hacen de su hogar uno más acogedor. Se equivocan. Lo que hay que hacer en estos casos es eliminar la
mayoría de las huellas de su presencia: juguetes, carnazas, pelos. Otra recomendación es buscar el apoyo de un familiar o amigo que lo cuide mientras se realice la muestra de la casa. Es muy incómodo para los visitantes revisar minuciosamente el inmueble mientras brincan sobre él tus mascotas.


4.-Elementos personales a la vista: comprar casa es como comprar ropa, los interesados tratan de ver qué tan bien les va tu hogar, justo como se prueban los zapatos. Si en tu casa se ven objetos personales por todas partes, se sentirá como si tú estuvieras parado sobre esos zapatos. El consejo es tener claro que decorar para vivir y decorar para vender son dos cosas totalmente distintas. La prioridad es decorar para lograr el mejor precio por tu inmueble. Lo más recomendables es tratar de eliminar fotos familiares u objetos íntimos. Si realmente quieres convencer a un comprador coloca un espejo en un lugar estratégico, de tal forma que éste pueda observarse a sí mismo en su nuevo hogar. Esto, literalmente le ayudará a visualizarse.


5- Fotos engañosas: un vendedor usará fotos, palabras y todos los recursos para hacer lucir su casa lo mejor posible en los listados en línea -y es comprensible-, pero cuando la imagen y la realidad difieren  exageradamente, estamos frente a uno de los factores más
desalentadores para un comprador.


6-Poco atractivo exterior: ver una casa por primera vez es equiparable a la primera impresión sobre una persona: la apariencia realmente cuenta. Esa primera experiencia se denomina atractivo exterior. Hay que cortar el césped, barrer la entrada y hacer todo cuanto esté en tus manos para que la fachada dé la bienvenida a los posibles nuevos dueños de tu casa. Es un gran error no hacerlo porque, como en el caso de las personas, cada detalle cuenta.

Las anteriores razones están limitando su venta, analice cada uno y comience a actuar. La venta de casas, es una operación que debe realizarse con mucho cuidado, al final del día la transacción debe darse en el mejor de los términos. Recuerde que los asesores de CENTURY 21 siempre están disponibles para aconsejarle de una manera personalizada.

No te detengas acá

Explora